Mansión Winchester, la casa más embrujada de Estados Unidos

Mansión Winchester la casa más embrujada de Estados Unidos La Mansión Winchester es una residencia ubicada en San José, California, en Estados Unidos. Fue propiedad de Sarah Winchester, esposa de William Wirt Winchester, el inventor del rifle de repetición. El inmueble se mantuvo en construcción durante 38 años, hasta la muerte de su propietaria. Cuenta con más de 160 habitaciones distribuidas en siete pisos.

En 1881 Sarah quedó viuda, heredando más de veinte millones de dólares y el cincuenta por ciento de la Winchester Repeating Arms Company, una de las empresas fabricantes de armas más grandes del país. A pesar de toda esa riqueza, la depresión manifiesta por la pérdida de su esposo y anteriormente la muerte de su única hija, era cada vez más profunda.

La viuda buscó respuestas a su infelicidad con una médium, quien le aseguró que su esposo se encontraba cerca de ella. La espiritista le dijo que una maldición derivada de las muertes causadas por las armas fabricadas por su compañía pesaba sobre su familia, ya se había llevado la vida de él y su hija; agregando que pronto acabaría también con la vida de ella. Miles de personas habían muerto por culpa suya y ahora los espíritus buscaban venganza.

La médium recomendó a la viuda Winchester que se fuera a vivir a otro lugar, su esposo la acompañaría y ella misma reconocería el sitio ideal para construir su nuevo hogar. Tenía que construir una casa para comenzar una nueva vida y para darle cabida a los espíritus de los muertos a causa de sus rifles, por lo que si quería seguir viviendo tenía que estar siempre construyendo la residencia, ya que si paraba la construcción moriría.

Sarah encontró el lugar ideal en San José. Donde adquirió una propiedad en construcción de seis habitaciones. La derribó, contrató trabajadores y durante 38 años no paró de construir en su propiedad. Pensaba que si la casa nunca se terminaba, no podría instalarse en ella ningún fantasma. El 5 de septiembre de 1922, Sarah Winchester falleció mientras dormía, tenía 82 años de edad.

Después de la muerte de la viuda, se comenzaron a registrar fenómenos paranormales que aterrorizaban a los testigos, quienes aseguran haber visto el espíritu de Sarah y su esposo atravesando las paredes de la mansión. Se dice que se escuchan pasos y portazos. Se llegan a sentir fuertes ráfagas de aire aunque no haya ventanas o puertas cerca. Algunos afirman que por las noches se escucha a personas trabajando en la construcción del inmueble.

En la actualidad, la Mansión Winchester funciona como museo y se le conoce como "el lugar más embrujado de Estados Unidos".



© 2013-2018 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.