El Yowie, la misteriosa criatura que habita en las llanuras de Australia

El Yowie la misteriosa criatura que habita en las llanuras de Australia El Yowie es una mítica criatura similar al Yeti asiático o al Sasquatch americano. Los aborígenes australianos lo han descrito como gente peluda, de nariz chata con fosas nasales anchas, cejas espesas, ojos hundidos, boca ancha con labios gruesos y mandíbula grande.

Las primeras referencias a los encuentros con la bestia provienen del libro "Geografía Moderna", del historiador escocés John Pinkerton, quien menciona una población de aborígenes diferentes que vivían en la bahía de Sidney junto a otra tribu, los cuales conservan un largo historial de ataques por parte del Yowie en sus leyendas.

Según los relatos, existen dos tipos de Yowies: el Gigantopithecus, que mide entre 1.80 y 3 metros de altura y una especie más pequeña que alcanza entre 1.20 y 1.50 metros de alto. Estas especies han sido representadas en pinturas rupestres de la zona, las cuales muestran figuras altas y peludas junto a figuras humanas que representan a los aborígenes.

Los primeros avistamientos ocurrieron en el siglo XVIII, con la llegada de barcos británicos a la Ensenada de Sidney. En una carta encontrada en 1820, se describía el encuentro de varios presos y marinos con un extraño homínido gigante cuando se encontraban de cacería, en el año 1789. Los hombres señalaron que cuando regresaban a su campamento, vieron en lo alto de una colina un inmenso animal que les observaba oculto entre los árboles.

En 1849, algunas personas que se encontraban en la isla Philip, en Victoria, dijeron haber visto una criatura de entre 1.80 y 2.10 metros de altura. El testimonio dice que el animal se encontraba sentado en la orilla del lago cuando la gente le disparó. El homínido huyó del lugar rápidamente.

En 1936, el leñador Rich Jones tomó una serie de fotografías cuando trabajaba en Batlow, un poblado situado al sudoeste de Sidney. En una de las imágenes puede verse a un extraño personaje de gran tamaño sentado con las manos descansando en su regazo, detrás de dos hombres que descansan sentados sobre un tronco.

En diciembre de 1979, los esposos Leo y Patricia George fueron a pasar el día en una zona campestre del occidente australiano. La pareja se encontraba comiendo cuando de repente se dieron cuenta que a unos cuantos metros se encontraba el cuerpo mutilado de un canguro. Al levantar la vista para peinar la zona vieron que cerca del cuerpo del canguro se encontraba parada una criatura peluda de cerca de tres metros de altura, la cual los miró fijamente a los ojos y después corrió hasta perderse en la vegetación.

Expertos admiten que las pruebas que apoyen la existencia real del Yowie son muy escasas, ya que no se han encontrado huesos o huellas claras de la criatura. Además, al igual que el Yeti y el Sasquatch, existen muy pocas fotografías y películas que puedan demostrar de manera contundente, que estos homínidos gigantes viven entre nosotros.



© 2013-2018 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.