María Lionza (Leyenda de Venezuela)

María Lionza Leyenda de Venezuela Se dice que en tiempos de la conquista, el jefe de una tribu de indígenas kaketíos que habitaban en la Montaña de Sorte, en Yaracuy, mantuvo un romance con una hermosa mujer blanca, con la que tuvo una bella hija de ojos claros.

El color de ojos de la niña fue un inconveniente para el padre debido a las tradiciones de su pueblo, las cuales decían que el nacimiento de una niña con ojos claros traería mala suerte y destrucción para ellos. Debido a esto, cuando nacía una persona con estas características tenía que ser sacrificada, de esa manera se evitarían malos momentos para su comunidad.

El jefe indígena siempre había sido respetuoso de las costumbres de su gente, aunque en esta ocasión no tuvo el valor de matar a su propia hija. En vez de eso, la encerró en una choza custodiada por veintidós guardias, quienes se encargarían de mantenerla siempre dentro de la vivienda.

Pasaron los años y la angelical niña se hizo adolescente. Cuando tuvo su primera menstruación, sintió el deseo de salir a purificarse con el agua de la laguna, por lo que esperó pacientemente a que los guardias se distrajeran para escaparse de la choza. Cuando salió, se quedó maravillada por las cosas que veía. Era la primera vez que miraba el sol y podía respirar el aire de la naturaleza.

Cuando llegó a la laguna se inclinó para tocarla y miró el reflejo de su rostro en el agua, pero en lugar de encontrar sus ojos, lo que vio fueron dos grandes cavernas. En ese momento, el espíritu acuático en forma de anaconda se la tragó, desapareciendo rápidamente en las profundidades. Sin embargo, la tradición de la mala suerte tenía que cumplirse. La anaconda comenzó a aumentar de tamaño hasta provocar una gran inundación al desbordarse las aguas.

Se inundó todo el valle, desapareciendo la tribu de indígenas kaketíos. Después de la inundación, la anaconda reventó y la joven salió de su vientre, convirtiéndose en la diosa de las aguas, protectora de los animales, dueña de la montaña y madre de las cosechas.




© 2013-2018 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.