El demonio de Dover

El demonio de Dover El demonio de Dover es una criatura pseudocríptida que forma parte de la cultura popular norteamericana. Sus primeros avistamientos tuvieron lugar en la ciudad de Dover, en Massachusetts, donde tuvo encuentros con seis personas en abril de 1972.

Los testigos lo han descrito como un pequeño monstruo humanoide de cabeza grande y cuerpo reducido, piel grisácea, puede ser bípedo pero también se mueve en cuatro patas, tiene ojos brillantes, sin oídos, boca y nariz. Al parecer, los avistamientos de este mítico ser solo ocurrieron durante un período de tiempo corto, por lo que las investigaciones acerca de su existencia han sido escasas.

El primer avistamiento ocurrió el 21 de abril, cuando los adolescentes Bill Bartlett, Mike Mazzocca y Andy Brodie conducían hacía el norte por Farm Street. De repente, Bartlett observó a la distancia un extraño animal que subía a un montículo de piedras en el lado izquierdo de la carretera. Al pasar más cerca, la criatura giró la cabeza para mirarlo con sus ojos brillantes de color naranja. Los dedos largos de la extraña figura se encontraban enroscados alrededor de las piedras. El avistamiento duró solo unos segundos, ya que el auto de los muchachos no se paró y la criatura se fue rápidamente.

El joven realizó un dibujo con la imagen de lo que vio. Describió la extraña aparición como un pequeño ser delgado con cabeza en forma de sandía y del tamaño del resto del cuerpo. Ojos grandes, redondos, vidriosos y sin párpados, que brillaban como dos canicas naranjas. Brazos y pies largos, delgados y grandes. Piel lampiña y de apariencia áspera.

El segundo avistamiento sucedió alrededor de la medianoche, cuando John Baxter regresaba caminando a su casa después de haber visitado a su novia. El adolescente vio que alguien se le acercaba, pensando que era algún conocido lo llamó pero no obtuvo respuesta, siguieron acercándose hasta que los dos se pararon a unos metros de distancia.

Como solo alcanzaba a ver una sombra, volvió a preguntarle quién era y avanzó un paso, en ese momento la criatura corrió hacia un pequeño barranco. Baxter corrió detrás de la figura y cuando llegó al barranco vio al monstruo parado sobre un montículo de piedras, mirándolo con sus ojos anaranjados. El joven se sintió inseguro en ese lugar, por lo que decidió irse de ahí.

Otro avistamiento del demonio de Dover ocurrió al día siguiente, cuando Abby Brabham y Will Taintor, quién era amigo de John Baxter, se encontraron con la criatura. La descripción que dieron fue muy similar a la de los otros testigos.

Estos fueron los únicos avistamientos del demonio de Dover hasta la fecha. Nunca se aclaró si lo que vieron los jóvenes fue un animal o algo más extraño.




© 2013-2018 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.