Los fantasmas del SS Watertown

Los fantasmas del SS Watertown Los fantasmas del SS Watertown es una fotografía tomada en el año 1924 por tripulantes de un barco petrolero, los cuales aseguraban haber visto varias veces las caras de dos compañeros muertos y enterrados en el mar unos días antes.

La historia dice que en diciembre de 1924, cuando el barco petrolero SS Watertown navegaba hacia el canal de Panamá, los tripulantes James Courtney y Michael Meehan se encontraban limpiando un tanque de carga en la bodega cuando sufrieron una intoxicación por gases y humos de petróleo, muriendo en poco tiempo. Los marineros fueron sepultados en el mar.

Lo extraño comenzó a suceder al día siguiente, cuando antes de anochecer, el primer oficial muy impresionado dijo que había visto las caras de los compañeros fallecidos sobre las olas durante 10 segundos, luego desaparecieron. Durante varios días diferentes tripulantes pudieron observar la misma visión entre la espuma de mar dejada por el barco.

El SS Watertown hizo una parada en Nueva Orleans y el capitán Keith Tracy presentó un informe de los extraños sucesos a los jefes de la compañía naviera Cities Service Company, los cuales le sugirieron que intentara fotografiar las caras si volvían a verlas. Antes de continuar la travesía Tracy compró una cámara fotográfica. Cuando la tripulación volvió a ver los rostros de los marinos fallecidos entre las olas, el capitán tomó seis fotografías y guardó la cámara en la caja fuerte del barco. Los rostros continuaron apareciendo aunque cada vez con menos frecuencia.

El rollo fotográfico fue revelado en Nueva York. Solo una de las seis imágenes tomadas mostraba las caras de los dos marinos fallecidos. La Burns Detective Agency examinó el negativo para detectar cualquier falsificación, pero no encontraron ningún signo de que el rollo hubiera sido alterado durante su revelado.

Esta fantástica historia se hizo pública en 1934, cuando nuevos funcionarios encontraron el diario de la compañía naviera y dieron a conocer los hechos. Con el paso del tiempo el negativo se perdió y fue imposible volver a verificar la autenticidad de la fotografía.




© 2013-2018 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.