Erupción del volcán Krakatoa

Erupción del volcán krakatoa La erupción del volcán Krakatoa en el año 1883 ha sido uno de los acontecimientos más brutales de la historia contemporánea, el cual transformó la geografía de este archipiélago de tres conos volcánicos localizado entre las grandes islas de Java y Sumatra, cerca de la placa Indoaustraliana, bajo la placa Euroasiática; y causó la muerte a cerca de treinta mil personas que habitaban la zona.

Krakatoa estaba conformado por algunos islotes y tres islas mayores: Lang, Veralaten y Krakatoa; esta última con una superficie de nueve kilómetros de largo por cinco de ancho. Dentro del territorio de la isla se encontraban tres conos volcánicos; el Rakata, de 823 metros de altitud, el Danan de 445 y el Perboewatan, de 122 metros.

Previo a la gran explosión de agosto de 1883 se observó una fuerte actividad sísmica en los alrededores del volcán, llegando incluso a sentirse los terremotos en lugares tan lejanos como Australia. El 20 de mayo de ese año el Perboewatan comenzó a dejar escapar gases y a presentar erupciones de cenizas que alcanzaron casi 6000 metros de altura, pudiendo llegar a escucharse las explosiones hasta Yakarta, en la isla de Java. Esta actividad solo duró unos cuantos días, por lo que la población local continuó con su vida normal sin tomar medidas de seguridad al respecto.

El 19 de junio el volcán comenzó a hacer erupción nuevamente, lo cual provocó mareas anormalmente altas que obligó a amarrar los barcos para evitar su hundimiento. Con el paso de los días las explosiones se fueron sintiendo cada vez más fuertes y continuas, hasta llegar a alcanzar la nube de ceniza alrededor de 27 kilómetros de altura el día 24 de agosto.

La catástrofe tuvo lugar el 27 de agosto, cuando se sucedieron cuatro brutales erupciones seguidas de gigantescos tsunamis a las 5:30, 6:42, 8:20 y 10:02 horas, siendo la más violenta la última. La ceniza alcanzó 80 kilómetros de altura y las explosiones se escucharon en Australia, a 4800 kilómetros de distancia. Se piensa que la última erupción del Krakatoa es el sonido más alto que ha sido registrado en la historia de la civilización.

El desastre alcanzó a toda la región, arrasando infinidad de asentamientos y provocando la muerte de 36417 personas, según las cifras registradas por las autoridades holandesas; llegando a encontrarse grupos de esqueletos humanos montados en balsas de piedra pómez volcánica en la costa oriental de Africa hasta un año después de la erupción. Después del cataclismo natural la isla quedó destruida y oculta en el fondo del mar.

En 1927 empezaron a manifestarse nuevamente en el lugar de la tragedia erupciones volcánicas provenientes del fondo del mar, lo que trajo como resultado el surgimiento de una nueva isla a la que llamaron "Anak Krakatau" (Hijo de Krakatoa), la cual emergió del mar en 1928 y en la década de 1970 ya tenía 190 metros de altura. Algunos expertos han manifestado la posibilidad de que esta nueva isla pueda sufrir un erupción de dimensiones similares a la de 1883 en el futuro.



© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.