El Demonio de Devonshire

Demonio de Devonshire El demonio de Devonshire hace referencia a los sucesos de la mítica aparición de extrañas huellas de una criatura bípeda desconocida en este condado de Inglaterra, ocurridos en el invierno de 1855.

La mañana del 8 de febrero de ese año, la comunidad de Devonshire descubrió un extraño rastro grabado sobre la nieve, el cual tenía una longitud de más de 150 metros y tenía la particularidad que presentaba las huellas distribuidas de forma anormalmente lineal; esto es, una detrás de la otra, como si la desconocida criatura fuera saltando en una sola pata.

Lo que hacía más impresionante el asunto es que el rastro dejado en la nieve cruzaba pueblos y campos sin perderse nunca; si se encontraba una pared volvía a aparecer exactamente al otro lado, y si cruzaba una casa, las huellas quedaban grabadas en el tejado antes de volver a aparecer al lado contrario; además, en crónicas de la época se cuenta que la nieve no daba la impresión de estar aplastada, sino derretida.

Debido a lo desconcertante del evento fueron organizadas partidas para tratar de encontrar a la criatura causante de las huellas sin nigún éxito, aunque se dice que uno de los grupos intentó entrar al bosque pero los perros comenzaron a aullar y se alejaron llenos de miedo del lugar.

Hubo muchas hipótesis que trataban de explicar los hechos señalando a diferentes animales como tejones, pájaros, canguros y liebres. Otros alegaban que las huellas del demonio de Devonshire fueron dejadas por el mismo diablo, el cual les había hecho una visita.

Este extraordinario acontecimiento jamás se repitió en la zona, aunque en diferentes lugares del imperio británico y otras partes del mundo, se han reportado antes y después apariciones similares a las del demonio de Devonshire.




© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.