Jack el Destripador

Jack el Destripador es quizá el asesino en serie más famoso de la historia. Mantuvo aterrorizado el distrito londinense de Whitechapel a finales del siglo XIX. Se le atribuyen cinco crímenes y hasta el día de hoy no ha podido ser identificado, las investigaciones a lo largo de más de un siglo solamente han arrojado un buen número de sospechosos.

El célebre criminal asesinó a cinco prostitutas en el pobre y decadente barrio de inmigrantes del East End, perteneciente al distrito de Whitechapel, en Londres, Inglaterra; entre los meses de agosto y noviembre de 1988. La notoriedad que alcanzó para la prensa de la época fue grande debido a la salvaje y despiadada forma con la que cometía sus crímenes.

El número de homicidios que las investigaciones atribuían a Jack el Destripador era 11, contando algunos cometidos en los tres años siguientes; aunque solamente fueron considerados cinco asesinatos canónicos, los cuales tenían un modus operandi muy similar. Aunque no fueron los únicos crímenes registrados durante esta época de violencia en el East End, si fueron los que más relevancia tomaron al despertar la sospecha de un asesino serial.

La primera victima canónica fue la prostituta Mary Ann Nichols, cuyo cadáver fue encontrado la madrugada del 31 de agosto de 1988 en la calle Buck´s Row (hoy Durward). Su cuerpo había sido cortado en la garganta y el abdomen semiabierto y con muchas incisiones.

En las primeras horas del 8 de septiembre fue encontrado el cuerpo sin vida de Annie Chapman, tirado junto a una puerta del patio trasero de una casa ubicada en la calle Hanbury Street, en el barrio de Spitalfields; también tenía la garganta cortada y el abdomen completamente abierto; además de que el útero había sido extirpado. Un testigo señaló que había visto a la mujer acompañada de un hombre de cabello negro y aspecto desaliñado alrededor de la 5:30 horas.

La tercera victima canónica fue encontrada la madrugada del 30 de septiembre en la calle Dutfield's Yard (hoy Henriques), se trataba de Elizabeth Stride. Su cuerpo tenía un corte del lado izquierdo del cuello, por lo que había muerto degollada; en esta ocasión no presentaba cortes en el abdomen, por lo que se piensa que el asesino pudo haber sido interrumpido cuando comenzaba su crimen y tuvo que irse del lugar. Testigos señalaron haber visto a Stride horas antes de ser encontrada sin vida, aunque la descripción de su acompañante difería mucho en la versión de cada persona.

Alrededor de 45 minutos después del hallazgo del cuerpo de Elizabeth Stride fue encontrado el cadáver de Catherine Eddowes, en la Mitre Square. Tenía cortes en la garganta y el abdomen. El criminal había extraido el riñón izquierdo y parte del útero. Un testigo aseguró haber visto a la mujer acompañada de un hombre rubio con aspecto desaliñado. Una parte del delantal de Catherine Eddowes fue encontrado por la polícia a la entrada de una casa de la calle Goulston, en la pared habían sido escritas unas palabras que acusaban a los judíos.

La quinta victima canónica de Jack el Destripador fue Mary Jane Kelly. Su cadáver fue encontrado a las 10:45 horas del 9 de noviembre por el casero de la victima en la recámara de su cuarto, ubicado en una vecindad llamada "Miller's Court", en la calle Dorset, en el barrio de Spitalfields.

El asesinato de Mary Jane Kelly fue el más sádico de todos. En una escena dantesca, su cuerpo tenía la garganta cortada, la cabeza y el brazo derecho colgaba solo de la piel, el abdomen cortado en su mayor parte, la nariz había sido desprendida, la frente despellejada, los muslos descarnados hasta los pies.

Desaparecieron las entrañas de la victima quedando solo el higado y los intestinos, los cuales se encontraban colocados entre los pies. En una mesa se encontraba carne de los muslos y las piernas, junto con los pechos y la nariz. Una de las manos había sido clavada al abdomen.

El nombre de Jack el Destripador fue utilizado como firma por el asesino en diferentes cartas enviadas a la policía durante el periodo en que fueron cometidos los crímenes, siendo consideradas auténticas las tres tituladas "Querido jefe", "Saucy Jacky" y "Desde el infierno". Esta última fue recibida el 16 de octubre; venía dentro de una caja que contenía la mitad de un riñón humano, en la cual el criminal decía que había frito y comido la mitad del riñon faltante.

Han existido muchos sospechosos de haber sido Jack el Destripador, desde personajes aristócratas y artistas hasta inmigrantes, vagos y delicuentes andrajosos. Entre estos sospechosos se destaca Francis J. Tumblety, un supuesto médico estadounidense que llegó a radicar al East End en junio de 1988 y que repentinamente abandonó el país en el mes de noviembre, poco tiempo después del último asesinato.




© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.