La tragedia de Los Andes

La tragedia de Los Andes fue un accidente ocurrido el 13 de octubre de 1972, cuando el avión Fairchild Hiller FH-227D de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló en la cordillera de Los Andes, en el Glaciar de Las Lágrimas, en la provincia de Mendoza, en Argentina, lugar ubicado cerca de la frontera con Chile.

El vuelo 571 con 40 pasajeros y cinco tripulantes, llevaba a bordo al equipo de rugby "Old Christians", integrado por estudiantes del colegio "Stella Maris" de Montevideo. Despegó del Aeropuerto Internacional de Carrasco el 12 de octubre con destino a Santiago de Chile, donde los jóvenes deportistas jugarían contra el equipo local "Old Boys".

Debido al mal tiempo el avión tuvo que realizar una escala en Mendoza, continuando nuevamente su ruta el día 13 a las 14:00 horas. A pesar de las condiciones climatológicas desfavorables, el avión subió a 6000 metros sobre el nivel del mar. En un error de ubicación, a las 15:21 horas los pilotos dieron su posición a la torre de control de Santiago, informando que se encontraban volando el Paso del Planchón y que llegarían a Curicó aproximadamente a las 15:32, cuando realmente se encontraban 50 kilómetros al norte de esa ubicación, en la cordillera de San Fernando.

Debido al informe de los pitolos el Fairchild fue autorizado a descender a los 3500 metros. Cuando había bajado 1000 metros el avión penetró una nube y comenzó a sacudirse, bajando rápidamente alrededor de 500 metros y quedando muy cerca de las montañas. El vuelo 571 continuó descendiendo envuelto en una fuerte neblina hasta que finalmente se estrelló, quedando la parte trasera del aeroplano en el lugar y la parte delantera varios kilómetros adelante.

En el accidente murieron trece personas, cuatro al día siguiente y ocho días después falleció la hermana de uno de los jugadores llamada Susana Parrado. Algunos de los sobrevivientes se encontraban en condición delicada y otros solo con golpes contusos. Las autoridades comenzaron la busqueda del avión siniestrado, cancelandola a los ocho días de inciada. Los sobrevivientes se enteraron a través de un radio de baterías que ya no los buscarían más.

La tragedia de Los Andes creció en sus proporciones la noche del 29 de octubre, cuando a las 23:00 horas un alud cayó sobre la parte delantera del avión que funcionaba como vivienda, enterrandolo bajo la nieve. Murieron ocho personas más, entre las que se encontraban el cápitan de los "Old Christian" Marcelo Pérez y Liliana Methol. Posteriormente fallecerían a consecuencia de las heridas del accidente Arturo Nogueira, Rafael Echevarren y Numa Turcatti.

Debido a que no disponían de alimentos para poder sobrevivir, el grupo tomó la difícil decisión de alimentarse con la carne de los cuerpos que quedaron enterrados por el alud afuera de los restos del Fairchild. Realizaron expediciones para tratar de encontrar la cola del avión para rescatar la batería, con la esperanza de poder hacer funcionar la radio; cuando la encontraron todo esfuerzo por hacerla funcionar resultó inútil.

Con la llegada del verano austral en el mes de diciembre, la nieve derretida por el sol dejó al descubierto el fuselaje del Fairchild, por lo que los sobrevivientes decidieron tratar de encontrar ayuda por si mismos. El 12 de diciembre partió una expedición formada por Roberto Canessa, Fernando Parrado y Antonio Vizintín. Debido a la creencia que se encontraban en Chile, se dirigieron en dirección poniente.

Tres días después regresó al fuselaje Antonio Vizintín, por lo que Nando Parrado y Roberto Canessa continuaron la travesía. Después de haber caminado alrededor de 55 kilómetros, nueve días después llegaron a la precordillera de San Fernando, en el sector de Los Maitenes; donde comenzaron a seguir el cause de un río por más de un día, hasta que al amanecer del 22 de diciembre se encontraron con un arriero chileno llamado Sergio Catalán en la otra orilla del río.

Al no poder comunicarse debido al ruido del río, el arriero le envió papel y lápiz atados a una piedra, Nando le regresó un mensaje escrito que decía: "Vengo de un avión que cayó en las montañas. Soy uruguayo. Hace 10 días que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avión quedan 14 personas heridas. Tenemos que salir rápido de aquí y no sabemos cómo. No tenemos comida. Estamos débiles. ¿Cuándo nos van a buscar arriba? Por favor, no podemos ni caminar. ¿Dónde estamos?".

El arriero les lanzó pan y se fue por ayuda, regresando acompañado de una patrulla de carabineros; asimismo se ordenó el traslado de tres helicópteros a la zona de Los Maitenes. Ese día fueron rescatados siete sobrevivientes de la tragedia de Los Andes, los demás fueron sacados del lugar al día siguiente.





© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.