Incidente ovni de Manises, España

El incidente ovni de Manises ocurrió el 11 de noviembre de 1979 cuando un avión super Caravelle, de la desaparecida línea aérea TAE y procedente de Saltzburgo, Austria; salía de una escala en la ciudad de Mallorca, con destino a Tenerife y tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises, en Valencia, debido a que aparentemente fue perseguido por un ovni.

Alrededor de las 23:00 horas los pilotos comenzaron a recibir señales de radio por el canal de emergencias, por lo que el piloto Francisco Javier Lerdo de Tejada hizo un llamado a la torre de control, donde le informaron que también estaban recibiendo esa extraña señal, proveniente de 40 millas al noroeste de la ciudad de valencia.

Los pilotos apagaron las luces del avión para tener mejor visibilidad en el exterior y entonces pudieron observar unas luces rojas desconocidas en el lado izquierdo; se comunicaron con la torre de control de Barcelona pero no pudieron darles ninguna explicación de los hechos. Según los pilotos, las luces rojas se encontraban persiguiendo al vuelo TAE-297, pero aunque no pudo ser confirmado desde los radares de la torre de control, testigos del personal del aeropuerto en tierra dijeron haberlo observarlo con prismáticos.

Llenos de pánico los pilotos elevaron el super Caravelle para tratar de no colisionar con las luces, pero estas también se elevaron; permaneciendo aproximadamente a medio kilómetro de distancia de la aeronave, por lo que los pilotos se vieron obligados a desviar el rumbo y hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Manises.

Cuando el avión se disponía a aterrizar, tres objetos fueron detectados en el radar, por lo que un avión militar Mirage F-1 del ejercito español, fue enviado desde la base aérea de Los Llanos, en Albacete, a investigar. Logró detectar en tres diferentes ocasiones los extraños objetos, pero estos rápidamente desaparecían. Después de hora y media de surcar los aires en busca de las luces rojas, el Mirage F-1 regresó casi con el tanque de combustible vacío a su base.

El Ministerio de Defensa de España elaboró un informe acerca del incidente ovni de Manises, el cual incluyó testigos presenciales de otros sitios cercanos al lugar. En el documento se concluye que no se podía saber con exactitud cual era el origen de las luces rojas, descartando que se tratara de algún helicóptero debido a la velocidad con que se movían los ovnis, por lo que solamente se reconoció la presencia de tráfico no controlado de procedencia desconocida en la zona.

Recientemente la Fundación Anomalía presentó una hipótesis que explica lo ocurrido en el incidente ovni de Manises, donde se señala que las luces que ese día vieron los tripulantes del vuelo TAE-297, eran llamaradas de las torres de combustión que se encuentran ubicadas en la refinería de Escombreras, cerca de Cartagena, las cuales debido a las condiciones climatológicas de ese momento, hizo posible que fueran vistas desde el avión, dando la impresión de encontrarse en el aire.



© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.