David Berkowitz "El hijo de Sam"

David Berkowitz fue un asesino en serie que mató a seis personas y dejó heridas a siete en la ciudad de Nueva York. Vino al mundo de manera indeseada el 1 de junio de 1953, por lo que fue abandonado por su madre y posteriormente adoptado por el matrimonio formado por Nat y Pearl Berkowitz. Durante su infancia se caracterizó por ser un niño retraido, tímido y con baja autoestima; por lo que trataba de ocultar su verdadero carácter bajo una máscara de rebeldía; lo cual lo llevó a causar problemas a muy temprana edad.

Conforme fue creciendo desarrolló un gran odio hacia las mujeres debido a su mala suerte para acercarse a ellas, pero en mayor medida por el recuerdo de lo que su madre había hecho con él cuando era pequeño. Al fallecer su madre adoptiva comenzó a manifestar un comportamiento radicalmente voluble, que lo llevó a comprarse un revólver calibre 44.

Su carrera criminal comenzó a los 23 años cuando el 29 de julio de 1976, alrededor de la una de la mañana, se acercó sigilosamente a un auto que se encontraba estacionado en una zona residencial del Bronx; cuando estuvo a tiro jaló el gatillo cinco veces, asesinando a las jóvenes Donna Lauria de 18 años y Jody Valenti de 19, quienes se encontraban charlando en el interior del coche enfrente de la casa de Jody.

Berkowitz volvió a atacar el 23 de octubre de ese mismo año, cuando al igual que en su primer crimen, se acercó sin hacer ruido a un automóvil que se encontraba frente a la casa de Rosemary Keenan de 28 años de edad, quien se encontraba dentro del coche con su amigo Carl Denaro de 25; los jóvenes venian de una fiesta. El criminal se puso a tiro y disparó cinco veces, logrando herir solamente a Carl en la cabeza, por lo que Rosemary inmediatamente arrancó el carro para ir en busca de ayuda.

El 26 de noviembre de 1976 Donna Lamassi de 16 años regresaba del cine acompañada de su amiga Joanne Lomino de 18, cuando de repente notaron que un hombre las venía siguiendo; las jóvenes caminaron más rápido pero el hombre las alcanzó disparandoles cuando las tuvo cerca. Donna sobrevivió al ataque y Joanne quedó gravemente herida, quedando finalmente parapléjica.

El siguiente atentado lo llevaría a cabo el 30 de enero de 1977 en Queens, cuando alrededor de las 12:40 de la madrugada, Christine Freund de 26 años y John Diel de 30 fueron atacados en el automovil de John, mientras se preparaban para ir a bailar despúes de ver la película "Rocky". Berkowitz disparó tres veces hiriendo de manera superficial a John pero hiriendo de muerte a Christine, quien murió horas más tarde en el hospital.

Fue después de este crimen que la policia pudo darse cuenta que los asesinatos podrían haber sido cometidos por una misma persona, ya que utilizaban la misma arma y el mismo modus operandi.

David Berkowitz continuó su carrera criminal el 8 de marzo de 1977, cuando la estudiante Virginia Voskerichian de 19 años de edad, regresaba a su casa después de clases; eran cerca de las 19:30 horas, cuando de repente apareció un hombre con un arma que le apuntó y le disparó a la cabeza, matandola instantaneamente. Después del crimen un vecino del lugar que escuchó los disparos salió a investigar que pasaba y se cruzó con el asesino, quien lo saludó amablemente.

El 17 de abril de 1977 Alexander Esau de 20 años y Valentina Suriani de 18, se encontraban alrededor de las tres de la madrugada dentro del carro de Valentina, en el Bronx; cuando un hombre se acercó y les disparó dos veces a cada uno, Valentina murió al momento y Alexander falleció horas más tarde en el hospital.

En esta ocasión la policia encontró junto a los cuerpos una carta escrita por el criminal dirigida al capitán Joseph Borrelli, en la cual decía ser "El hijo de Sam". También mandó el 30 de mayo de 1977 una misiva al periódico "Daily News" de Nueva York, dirigida al columnista Jimmy Breslin;  en la cual decía ser el asesino del revólver calibre 44 y que pronto tendrían más noticias de él.

"El hijo de Sam" cometió su último crimen el 31 de julio de 1977, cuando cerca de las 2:30 de la madrugada disparó cuatro veces al interior de un auto estacionado cerca de un parque, en el se encontraban Stacy Moskowitz de 20 años de edad y Robert Violante de 20. Stacy falleció horas más tarde en el hospital y Robert sobrevivió al atentado.

A diferencia de los anteriores crimenes, en esta ocasión hubo varios testigos de los asesinatos que condujeron a la captura del criminal. Fue atrapado el 10 de agosto de 1977, cuando salió de su apartamento ubicado en un edificio del número 35 de la calle Pine, fue detenido y llevado a la comisaría.

David Berkowitz confesó todos los crimenes pero trató de hacerse pasar por un demente cuando dijo que todo el tiempo escuchaba la voz de un demonio que le ordenaba que saliera a matar; decía que el demonio había reencarnado en el perro del vecino llamado "Sam". Fue juzgado y condenado a pasar 365 años en la cárcel.




© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.