El Asesino del Zodíaco

Fue un asesino en serie que atentó contra siete personas (cuatro hombres y tres mujeres) en las ciudades de Benicia, Vallejo, Lake y San Francisco, en California, Estados Unidos; entre los meses de diciembre de 1968 y octubre de 1969. Su identidad hasta el día de hoy no ha podido ser revelada, todo lo que se tiene son las referencias de algunos testigos, quienes lo describieron como un hombre alto, corpulento, de anteojos y entre 20 y 30 años de edad al momento de los asesinatos.

"El Zodíaco" comenzó su carrera delictiva de manera oficial el 20 de diciembre de 1968, cuando atacó a los jóvenes Betty Lou Jensen de 16 años y David Arthur Faraday de 17, cuando estos se encontraban en los asientos delanteros de un automóvil estacionado en un paraje solitario de la carretera Herman road, en el este de Vallejo, en California.

Los jóvenes se encontraban en sus momentos románticos cuando un coche pasó por el lugar y se detuvo a dos metros del auto de David, iba manejando un hombre vestido con una chaqueta con capucha y pidió a los jóvenes que se bajaran del auto; cuando estos se negaron a hacer lo que les pedía, el individuo bajó de su carro, sacó una pistola y comenzó a dar vueltas al coche de la pareja, disparando de repente al cristal de la ventana derecha y en la rueda delantera izquierda.

Betty salió del vehículo y el extraño disparó a la cabeza de David; se fue tras Betty y le dió cinco disparos, matandola al instante. El asesino se marchó del lugar sin darse cuenta que david no estaba muerto, aunque posteriormente murió cuando era trasladado al hospital.

El 5 de julio de 1969 "El Zodíaco" se encontró con Darlene Elizabeth Ferrin de 22 años y su amante Michael Renault Mageau, cuando iban a pasar momentos románticos cerca del campo del golf de Blue Rock Springs. Cuando se dirigían al lugar se percataron que un auto los seguía, Darlene trató de perderlo pero no le fue posible y al llegar al campo de golf se estrelló con un árbol, por lo que su coche ya no quizo arrancar. El lugar se encontraba solitario debido a la noche festiva del 4 de julio.

El vehículo extraño llegó al lugar y el sujeto bajó del auto; caminó hacia donde estaba la pareja realizando cinco disparos que supuestamente los mató. Cuando el asesino se retiraba escuchó un grito de dolor de Michael, por lo que regresó a rematarlos con cuatro tiros más. El mismo asesino poco después realizó una llamada telefónica desde una cabina a la comisaría de Vallejo para informar que había cometido un asesinato. Michael sobrevivió al ataque y describió al agresor como un hombre blanco, corpulento, de lentes, entre 26 y 30 años de edad y el cabello castaño claro, corto, rizado, con estilo militar.

El asesino comenzó a mandar cartas a los periódicos The San Francisco Examiner, San Francisco Chronicle y Vallejo Times-Herald con mensajes cifrados y firmadas con un signo que lo identificaría siempre, un círculo tachado por la cruz; en las cuales se adjudicaba los asesinatos.

El 27 de septiembre de 1969 "El Asesino del Zodíaco" volvió a entrar en acción cuando a orillas del lago Berryessa, cerca de Napa, California; acechó a Cecilia Ann Shepard de 22 años y Bryan Calvin Hartnell de 20 años, cuando estos se encontraban solitarios de picnic debajo de un árbol. Vieron a lo lejos a un hombre que se perdió entre el bosque, pero de repente apareció de nuevo caminando hacia ellos.

El hombre se detuvo detrás de un árbol y se pusó un traje parecido al de un verdugo; los jóvenes pudieron ver que llevaba una pistola. Comenzó a acercarse a ellos apuntandoles con el arma y les pidió el dinero y las llaves del auto, hablandoles de manera amenazante. Le aventó una cuerda a Cecilia para que amarrase a Bryan y el desconocido amarró a Cecilia.

"El Zodíaco" apuñaló por la espalda a Bryan y en el pecho y abdomen a Cecilia hasta marcale el símbolo del círculo tachado por la cruz con 24 puñaladas a la jóven. Tiró el dinero y las llaves junto a los cuerpos y se fue, no sin antes dejar un mensaje grabado en la puerta del auto de Bryan. Los jóvenes sobrevivieron al ataque aunque Cecilia falleció más tarde en el hospital. Poco después de los hechos el asesino realizó una llamada a la comisaría de Napa para informar de su asesinato.

Su última victima oficial fue el taxista de 29 años de edad Paul Lee Stine, a quien asesinó el 11 de octubre de 1969 cuando lo recogió en las calles Mason y Geary en San Francisco, pidiendole que lo trasladara a la calle de Washington y Presidio Highs; aunque por razones hasta hoy desconocidas el taxi avanzó una cuadra más, hasta la calle de Cherry donde le disparó con un arma de 9 milimetros; le quitó la camisa al taxista, tomó las llaves del auto, la cartera y se fue.

El incidente fue observado por tres adolescentes desde un edificio ubicado en la misma esquina, los cuales llamaron a la policía. Los testigos vieron a una persona limpiando el taxi para para después irse caminando hacia el norte. La policía no tardó mucho en llegar y comenzaron a buscar al asesino por las manzanas aledañas.

A dos cuadras de distancia los oficiales Don Foukes y Eric Zelms se dirigían hacia el lugar de los hechos cuando se cruzaron con un hombre blanco que caminaba por la acera, al cual llamaron y le preguntaron si no había visto algún movimiento sospechoso en los alrededores; contestandoles el transeúnte que había visto corriendo a una persona con una pistola en la mano con rumbo al este, por lo que lo dejaron ir, ya que los policías tenían en mente a un delincuente adulto negro, tal como lo había anotado equivocadamente la operadora al recibir la llamada de auxilio; los policías nunca supieron que se habían cruzado con "El asesino de Zodíaco". Al día siguiente el asesino envió una carta al periódico San Francisco Chronicle confirmando su participación y burlandose de los oficiales.

"El Zodíaco" continuó enviando cartas a los medios amenazando con seguir cometiendo asesinatos si la gente no complacía sus extravagantes deseos, aunque de manera oficial ya no se le adjudicaría ningún otro crimen.

Existen muchos sospechosos de haber sido "El asesino del Zodíaco", pero el que más ha encajado con las descripciones de los testigos ha sido Arthur Leigh Allen, además que uno de sus amigos declaró a la policía que justo después de los crimenes tenía cuchillos ensangrentados en su poder, que según su coartada eran utilizados para matar pollos; pero en el año 2003 las huellas de una de las cartas del "Zodíaco" no coincidieron con las de Arthur, por lo que este misterio continúa sin resolverse.




© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.