Se apareció el diablo (Leyenda de Perú)

Cuenta la historia que en la ciudad peruana de Arequipa existe una vieja casa que era habitada hace muchos años por doña Mariquita, una ancianita pobre, pequeña y ya encorvada por el paso del tiempo; la cual después de escuchar por la madrugada la primera misa, se pasaba el día prestando servicios a la comunidad.

Un día, uno de los vecinos le quizo jugar una broma a la bondadosa viejecita; se desnudó y restregó todo el cuerpo en cabezas de cerillas, quedando completamente fosforecente con la caída de la noche. El jóven se escondió detrás de la puerta del cuartucho en que vivía doña Mariquita esperando a que regresará de la calle.

Al poco rato volvió la ancianita con una pequeña olla de comida que le habían regalado, subió las escaleras y al abrir la puerta, el hombre iluminado se puso de pie a unos cuantos metros de ella, por lo que comenzó a persignarse y a rezar, marcando al viento la santa cruz para alejar la diabólica figura que tenía enfrente.

Doña Mariquita salió lo más rápido que pudo, se tropezó y cayó rodando por las escaleras con un pie dislocado. Mientras tanto por la parte trasera de la casa se pudo observar a una figura humana tratando de huir del lugar.

Los vecinos acudieron inmediatamente al lugar de los hechos al escuchar el grito de la anciana al caer de las escaleras y se quedaron estupefactos cuando al llegar, vieron como un cuerpo flameante que parecía tener cuernos intentaba escapar, pero que caía al suelo cada vez que doña Mariquita a lo lejos le hacía la señal de la cruz con la mano, hasta que finalmente la figura se perdió en la oscuridad de la noche.

Cuando la querida ancianita se recuperó del shock que le produjo la visión que tuvo, estaba completamente segura que se le había aparecido el diablo con la intención de hacerle alguna proposición malsana.

Ha pasado el tiempo y algunos vecinos del lugar rumoran que en algunas ocasiones han sido testigos de una visión que ilumina la parte trasera de la vieja casona, pero que con solo hacer la señal de la cruz con los dedos la visión desaparece.



© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.