El estrangulador de Boston

Con el nombre de "El estrangulador de Boston", es conocido el asesino en serie Albert DeSalvo, quien mantuvo aterrorizada la ciudad de Boston durante casi dos años, de junio de 1962 a enero de 1964, tiempo durante el cual violó y estranguló a 11 mujeres, aunque existen dos casos más que no se pudo demostrar que él las haya asesinado.

Albert DeSalvo nació en la ciudad de Chelsea, en el estado de Massachusetts. Fue hijo de Frank y Charlotte DeSalvo. Comenzó a torturar animales cuando era un niño y al llegar a la adolescencia, empezó a robar influenciado por su padre. Fue arrestado por primera vez a la edad de doce años por robo; casi un año después recuperó su libertad y consiguió un empleo de repartidor. A mediados de 1946, fue apresado nuevamente por robarse un automóvil; al salir ingresó al ejército, del cual se retiró con honores.

Su carrera criminal comenzó con el ataque a Anna Slesers, de 55 años, a quien estranguló con el cordón de la bata de su víctima, el cuerpo fue hallado por su hijo y presentaba muestras de haber sido ultrajada sexualmente con alguna especie de objeto que fue introducido en su vagina. Dos semanas despúes apareció el cuerpo de otra mujer llamada Nina Nichols, quien había sido violada y estrangulada con sus propias medias. Unas horas después de este segundo estrangulamiento, fue encontrado el cuerpo de Helen Blake, de 65 años de edad, como a 15 millas de distancia. Presentaba las mismas características.

Un distintivo de estos tres asesinatos es que los departamentos de las víctimas, fueron encontrados revueltos, tratando de dar la impresión de haberse cometido un robo, aunque la policía concluyó que esto solo era para confundir, ya que encontraron objetos de valor en la escena del crimen.

La policía local lanzó una alerta a las mujeres de la ciudad y comenzaron a llevarse a cabo interrogatorios a sospechosos con antecedentes en delitos sexuales, aunque al ir aumentando la investigación, continuaron apareciendo más cuerpos de mujeres asesinadas bajo el mismo modus operandi, aunque las víctimas comenzaron a ser estudiantes que fluctuaban entre los 20 y 30 años de edad.

En uno de los ataques que realizó el estrangulador de Boston a una joven afroamericana, pudo encontrarse semen cerca del cuerpo de la chica, además de que una persona aseguró haber observado a un hombre desconocido merodear el edificio de la víctima, del que dijo que parecía ser de unos 30 años, tenía el cabello ondulado y era de estatura media. Al poco tiempo fue encontrado el cuerpo de otra mujer con señas de estrangulamiento, aunque en esta ocasión no parecía haber sido violada y le habían clavado 22 puñaladas.

Ya con 11 cuerpos encontrados, la policía de Boston no descartaba la posibilidad de que los asesinatos hubieran sido realizados por más de una persona. Al no tener pruebas que condujeran a algún sospechoso, de manera desesperada contrataron los servicios del clarividente Peter Hurkos, para que los ayudara a resolver el caso, quien los sorprendió al relatar datos precisos de los crimenes, aunque el sospechoso al que condujo el clarividente, no era el que buscaban.

Fue hasta el 27 de octubre de 1964 que la policía pudo tener una descripción de Albert DeSalvo, cuando penetró al departamento de una mujer y la amarró a la cama para violarla, pero extrañamente se fue del lugar sin cometer ningún delito. Esta mujer hizo una descripción detallada de su asaltante, misma que al ser publicada en un retrato hablado, reconocieron a DeSalvo como la persona que las había atacado.

Al poco tiempo DeSalvo fue detenido y acusado de violación, no era sospechoso de los asesinatos, pero fue durante un interrogatorio que comenzó a narrar detalles de los crimenes del estrangulador de Boston. Fue sentenciado a cadena perpetua en el año de 1967 e internado en el Bridgewater State Hospital, de donde escapó, entregandose al día siguiente.

Fue trasladado a la prisión de máxima seguridad de "Walpole", donde seis años después fue encontrado muerto en la enfermería.



© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.