Aterrizaje de un ovni en la base aérea Holloman

Cuenta está fantástica historia que en el año de 1955, aterrizó en la base aérea de Holloman, en Nuevo México, el avión presidencial con el entonces presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower a bordo, con el objetivo de reunirse con los miembros de una nave extraterrestre que se encontraba alojada en ese lugar. Se dice que posteriormente, en el año de 1964, la nave espacial volvió a alojarse en un hangar de la base; pero en ese entonces fue recibida por los miembros de la fuerza aérea, algunos de los cuales tomaron fotografías del aterrizaje e incluso se grabó una película del mismo.

De acuerdo con informes, en febrero de 1955 el personal de la base aérea Holloman, recibió órdenes de apagar todo el equipo de radares, durante una extraña visita que realizó el presidente, completamente fuera del protocolo diplomático que se acostumbra cuando un jefe de estado visita instalaciones de seguridad; en ésta ocasión el presidente llegó en completo silencio.

Poco después en la torre de control se recibieron informes de dos objetos no identificados volando sobre la zona; sobre Range Road. Al acercarse los objetos, las personas que se encontraban en la torre pudieron percatarse a través de binoculares que los objetos eran completamente redondos; se detuvieron a poca distancia del avión presidencial, uno de ellos aterrizó y el otro se quedó suspendido en el aire.

Un hombre que se presume era el presidente, bajó del avión y fue hacia la nave, por la cual subió y entró en el ovni, permaneciendo en el interior de la nave alrededor de 45 minutos, después bajó y volvió a entrar en el avión.

Años después, el 24 de abril de 1964 cerca de las 5:30 de la mañana, los radares de la base detectaron la presencia de tres objetos que volaban sobre ellos y los militares escoltaron a los objetos fuera del area. Este hecho se dice que fue filmado por un equipo de fotógrafos que se encontraban en ese momento en un helicóptero haciendo un trabajo especial; se cuenta que en la película puede apreciarse a uno de los objetos flotando a unos metros del piso, sacando tres patas para finalmente aterrizar en la base. Solamente se conoce hasta el momento un fotograma extraido de la película.

Se abrió la puerta y de la nave descendieron tres humanoides y arreglaron con los dirigentes, su alojamiento en la base durante la entrevista que sostendrían con el presidente en los edificios 383 y 1382. Nunca se ha sabido que fue lo que trataron en esas reuniones.

Estos fantásticos relatos han hecho pensar a los ufólogos durante mucho tiempo, en la posibilidad de que visitantes del espacio hayan mantenido desde la época del incidente en Roswell hasta nuestros días, contacto con el gobierno norteamericano, y ha marcado al estado de Nuevo México como un escenario emblemático de la actividad extraterrestre.





© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.