El monstruo del lago Ness

Tal vez el caso más conocido de la criptozoología sea el de esta legendaria criatura que se dice habita en las oscuras profundidades del lago Ness, en Escocia.

La primera referencia a "Nessie", como ha sido llamado, proviene de hace mil 500 años, del escrito "Vida de San Columba"; donde se hace una narración de la manera en que el misionero San Columba, en el año 565, realizó un salvamento de una persona que en esos momentos era atacada por una criatura en el lago; aunque otras versiones apuntan hacia antiguas leyendas de la localidad acerca de los "Kelpies", los cuales eran unos caballos acuáticos que se creía vivían en lo más profundo del lago Ness.

El primer registro que se tiene conocimiento en la época moderna, data del año 1868, cuando un artículo del diario "Inverness Courier", se refirió a los crecientes rumores acerca de la existencia en el lago de un pez gigante o alguna otra criatura.

Fue hasta el año de 1930 que se registró otro avistamiento de la bestia, en una nota realizada por el periódico "Northern Chronicle", en la cual narraba la historia contada por dos pescadores; quienes afirmaban haber visto a un enorme animal que causó un gran remolino mientras nadaba por el lago.

El avistamiento que convirtió la historia del monstruo del lago Ness en un suceso de mayor alcance fue el acontecido el 2 de mayo de 1933, cuando una pareja manifestó haber visto a un enorme animal rodando y hundiendose en las aguas del lago, el periódico "Inverness Courier" publicó un artículo acerca del hecho que se convirtió en una sensación en la prensa, a tal grado que los medios londinenses comenzaron a enviar reporteros al lugar.

Inicialmente el animal era referido como un pez o extraña criatura, los primeros en describir al Nessie como un animal prehistorico, fue una pareja de turistas que también contaron haber visto a la bestia.

El 19 de abril de 1934, el Doctor R. K. Wilson presentó una fotografía que se convirtió en la más famosa evidencia de la existencia del Nessie, en la cual puede apreciarse claramente la cabeza y el cuello largo del animal, junto con un bulto que sobresale a la derecha de la criatura. Esta imagen fue considerada auténtica durante mucho tiempo, hasta que el 12 de marzo de 1994, antes de morir, Chris Spurling confesó que la fotografía era un fraude; ya que la había tomado su suegro Marmaduke Wetherell para hacer una broma y había utilizado el buen nombre del doctor Wilson para darle más credibilidad a la broma.

La mayor parte de los avistamientos modernos describen al monstruo con las caraterísticas de un Plesiosaurio, una criatura acuática de la era mesozoica; pero la gran mayoría de científicos y criptozoólogos creen que no es así, ya que la extensión del lago no es tan amplia y no tiene suficiente alimento como para albergar a una comunidad de estos animales; además de que el lago tiene su origen en una glaciación más reciente y en la era de estos animales estaba completamente congelado.

La historia de la mítica criatura del lago Ness a sido convertida en una industria que deja muy buena derrama económica para la localidad, ya que a pesar de que al paso del tiempo, nunca se ha podido comprobar la veracidad de la historia, la gente sigue llegando al lugar a ver al "Nessie".




© 2013-2017 Leyendapopular.com. Algunos derechos reservados.